Sonora líder en economía

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Si que es una excelente noticia el que se reporte que la economía de Sonora encabezó junto a Chihuahua el dato en cuanto a crecimiento económico con una tasa del 5.4 por ciento es una excelente noticia, que a todos los sonorenses nos debe de llenar de gusto y orgullo, porque es el resultado de nuestro trabajo como sociedad.

Y si el dato es impactante, Sonora y Chihuahua crecen a 5.4% el resto del país lo hace a ritmo de 1.3%, esto con datos referidos y ya comprobados al año 2013, por lo que de entrada la divulgación de estos datos 11 meses después suena a un asunto hecho a destiempo, con la intención de hacer propaganda política, sin embargo hay que asimilar primero que no es el gobierno de Sonora el que lo informa, es el INEGI, que después de certificar y confirmar esa información, la suelta con la certeza de que es lo más aproximado a la realidad.

Y mire, creo que el caso de Sonora es un ejemplo claro de lo que una buena planificación del desarrollo puede hacer a favor de un estado o un país, porque lo que vemos hoy no es más que el resultado de un trabajo de planificación y promoción del estado realizado de manera correcta y eficiente, lo que ha permitido incrementar de manera importante factores clave como es la inversión en proyectos industriales y comerciales y con ello se consiguió además un importante salto en la generación de empleos, que de acuerdo con los datos del IMSS ya rozan los 550 mil empleos formales permanentes, lo que es todo un hito.

Claro la información que proviene del gobierno de Guillermo Padrés Elías comete el error de pretender que la economía estatal e inventó a partir de octubre de 2009 y hace sus recuentos en función de esos 5 años transcurridos y señala que ha generado 120 mil empleos, o que el promedio de crecimiento está arriba del 5%, datos que son todos correctos, pero que han sido ordenados así con fines más de propaganda que de estadística.

Creo que Sonora cuenta con las claves y el momento para convertirse a corto, mediano y largo plazos en referentes del desarrollo de México a futuro, precisamente porque se han tomado las decisiones adecuadas, se cuenta con un desarrollo industrial aceptable, condiciones de competitividad muy llamativas, como ubicación geográfica, desarrollo de sectores que son estratégicos, mano de obra calificada con experiencia y un plan de desarrollo de infraestructura que es razonable y adecuado.

Crecer al 5.4% en una etapa en la que el resto de la economía nacional está deprimida es algo notable, de hecho es el reflejo por ejemplo del empeño del gobierno de padrés por llevar adelante el proyecto del acueducto Independencia y garantizar abasto de agua para Hermosillo. Pero también es resultado de los ciclos en la economía de Estados Unidos, de algunos cambios de tendencia en los mercados laborales y del retorno de las empresas estadounidenses a centros de producción en entornos cercanos.

Tiene que ver con el momento del sector minero, que a pesar de baja en los precios de metales como el oro, vive un momento interesante, de la emergencia del sector aeroespacial como factor de desarrollo y el de éxito de Ford Motor Company y su modelo de integración vertical en producción.

También es un hecho que está conectado con el trabajo, para mi gusto extraordinario, que se ha hecho desde la Secretaría de Economía y el Consejo para la Promoción Económica, para refrendar el hecho de que la principal y mayor fortaleza de la administración padrecista son los resultados en materia económica, con hechos y datos que son verificables y tangibles.

Sume usted el avance que se tendrá en infraestructura productiva en los próximo meses con el Gasoducto Norte Noroeste y el nuevo gasoducto a San Luis Río Colorado y creo que tenemos elementos para estar optimistas, independientemente de colores partidistas y de quien resulte electo en las próximas elecciones porque Sonora tiene un futuro muy interesante en materia de economía.

Hay algunos datos importantes, dignos de analizarse como el aumento del Ingreso per capita en Sonora, o el auge de Hermosillo como receptor de inversiones, entre muchos otros, pero como el espacio es limitado y hay tiempo por delante, me los guardo para otras entregas.

***

Por cierto creo que es muy justo el “premio” que le dará la administración de Guillermo Padrés a su funcionario más eficiente, el secretario Moisés Gómez Reyna, quien va primero en la lista de diputados plurinominales de PAN para integrar la 61 Legislatura del Congreso del Estado, lo que lo posiciona muy bien como posible coordinador de la bancada blanquiazul y además le da sustento a la idea de que haya continuidad en el tema del diseño de la economía estatal. Gómez Reyna es ciertamente panista, pero más allá de su filiación partidista yo lo veo como un personaje genuinamente interesado en el progreso y desarrollo de nuestro estado, así que desde el Congreso del Estado podrá ayudar mucho a impulsar la entidad.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Facebook Demian Duarte García

En Twitter @demiandu

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

La loca política energética de México

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Ahora que el mercado de los precios del petróleo a nivel internacional literalmente se ha derrumbado, con una caía del 40% en los precios de los combustibles, queda más en evidencia la locura que es la política de precios de combustibles en nuestro país, pues a pesar de que en el resto del mundo, acompañando la baja en los precios del petróleo la gasolina también está en baja, esté sábado nosotros tendremos que tragarnos nuestro “gasolinazo” número 13 en el año.

Con esto los precios del combustible quedarán como sigue: Gasolina Premium 14.11, Magna 13.31 y Diesel 13.83, lo que representa aumentos promedio de 10.1 por ciento, el 9% y el 10.3% respectivamente respecto al nivel reportado en enero pasado, en un ajuste de alza persistente y permanente en los precios que asemeja a una especie de ataque kamikaze contra la economía de las familias.

Mire, es de sobra conocido el efecto que en México tiene el aumento de los combustibles sobre las cadenas productivas, en nuestro país todo se mueve por vehículos automotor, y de ahí por ejemplo viene una explicación clara de como es que los precios de la carne y otros productos de consumo básicos han tenido alzas hasta del 60% en el año.

Pero eso no es todo, según las cuentas que presentan el gobierno federal y Pemex, el subsidio a las gasolinas (esto con corte al cierre del primer semestre) alcanzó 29 mil millones de pesos, lo que representa 7 veces más del monto inicialmente previsto para este fin, pues se presupuestaron 4 mil 283 millones de pesos en la Ley de Egresos de la Federación.

Lo peor del caso es que en el mercado de gasolina de Estados Unidos, altamente sensible a los vaivenes de los precios del petróleo, los precios han bajado radicalmente en los últimos 10 días, al grado de que al día de ayer (y aún con tendencia de baja) los precios en Arizona eran de 10.09 pesos por litro de combustible Premium o su equivalente; 9 pesos con 28 centavos para la Magna o su equivalente y de 12.72 pesos para el caso del Diesel (conversión hecha al tipo de cambio de 14.45 pesos por dólar, sobre cotizaciones de Galón en precio promedio de Arizona), lo que significa que los estadounidenses (que tienen una economía mucho más madura que la de los mexicanos con ingresos mínimos 12 veces superiores al del trabajador mexicano promedio, pagan un combustible de categoría premier 39.84% más barato que nosotros, uno de categoría media 43.42% más barato y un Diesel (quizá el único en el que los precios se acercan) un 8.72% más barato.

Sé y entiendo que las comparaciones son odiosas, sin duda, pero este ejemplo en especial nos permite ilustrar y entender la locura con la que nuestras autoridades operan a la hora de manejar el monopolio llamado Petróleos Méxicanos, pues la burocracia que lo controla y el sindicato que se ha posesionado de él, hacen literalmente lo que les da la gana con el patrimonio de todos los mexicanos, mientras que se nos vende la ilusión de que vivimos en una economía de mercado, en donde los precios de bienes de consumo están a merced de la oferta y la demanda.

Eso en el caso de los combustibles es una falacia, y lo peor de todo es que todavía nos venden cuentos chinos, por ejemplo de que ahora el gobierno federal invertirá 20 mil millones de dólares en nueva estructura de refinación, para bajar la dependencia que se tiene de combustibles importados del exterior, de un 44% de lo que consumimos actualmente a “solamente” un 26% según informó Miguel Tame Dominguez, director de Pemex Refinación.

Lo mejor de todo es que esto podrá ocurrir en un plazo tan cercano como el año 2020 y claro esto no representa ninguna garantía de que los precios de los combustibles refinados en México vayan a bajar, de hecho la única manera en que esto ocurrirá es lograr que se abra el mercado a la competencia y que ahora si en nuestro país operen las leyes del mercado y correspondan los precios a las cotizaciones internacionales del petróleo, pero también a un efecto de oferta y demanda.

Y mire, si usted ya no siente lo duro, sino lo tupido con este tema, tenga en cuenta que tan pronto como el 01 de enero, es decir en 4 semanas más, el gobierno federal ahora nos tiene reservada una nueva sorpresa, un solo “gasolinazo” que de golpe y porrazo nos subirá el precio de los combustibles en 3% más, sin importar que por ejemplo la mezcla mexicana de petróleo haya roto ya el piso de los 60 dólares por barril y que la tendencia sostenida en el mercado internacional sea de baja y a largo plazo.

Ahora me pregunto si la mayor apuesta del gobierno de Enrique Peña Nieto para hacer crecer al economía es el asunto del petróleo, cómo podrán explicar que ahora nadie quiera invertir en el sector, dado que con los precios actuales, no resultará rentable emprender nuevos proyectos de extracción de crudo.

Lo peor del caso es que la baja que hoy vemos, era un asunto anunciado, no una sorpresa, pues Estados Unidos llegó al mercado con nueva tecnología, lo inundó de petróleo, y provocó la reacción de los países árabes que ahora quieren ahogar a sus rivales norteamericanos en más crudo.

Mientras son peras o manzanas, usted váyase preparando para desde este sábado sufrir por el nuevo gasolina, total en enero viene el otro y la Premium subirá a 14.53 pesos por litro, la Magna a 13.70 y el Diesel a 14.24 y mientras nosotros pagando.

Que felicidad.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Facebook Demian Duarte García

En Twitter @demiandu

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las estrategias del PRI en Sonora y su guerra interna

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Es interesante sin duda escuchar el discurso que ha elaborado el PRI en su argumentación para intentar torpedear mediáticamente todo lo que el llamado “Nuevo Sonora” ha diseñado, o intentando diseñar como herramientas para ir a la contienda política del 2015.

Primero irse con todo en contra de la alianza, ahora poner acento en el discurso para intentar impugnar la cada vez más latente candidatura de Javier Gándara Magaña a la gubernatura, todo mientras en las filas tricolor la sombra de una clara y quizá letal balcanización de los grupos que se pelean el poder, crece y se desarrolla como quizá la principal amenaza que enfrente el priismo en su empeño por ir tras la recuperación de la gubernatura en junio del 2015.

Eso claro, además del creciente descrédito en el que cae la administración de Enrique Peña Nieto a raíz primero de la crisis social y política provocada por los hechos de Ayotzinapa, los escándalos de la presidencia y ahora la más creciente noción de que vamos hacia una nueva crisis económica.

Pude escuchar y revisar la argumentación jurídica que se hace en torno al supuesto caso de peculado de que se acusa a Javier Gándara Magaña y su administración, por el presunto desvío de 147 millones de pesos de fondos basados en programas federales, cierto Natalia Rivera, regidora priista y secretaria general de su partido, ha hecho una brillante argumentación, ha presentado el caso ante los medios, ha insistido, es machacona al respecto, digamos que aprendió bien de sus maestros, incluso presentó la denuncia ante la Procuraduría General de la República, sin embargo nada de eso significa que Javier Gándara sea culpable.

De hecho entiendo que la PGR le dio entrada a la denuncia, como está obligada a hacerlo con todas, sin embargo que yo sepa más allá de realizar algunas pesquisas, no le ha dado proceso formal a dichos señalamientos, no ha consignado la investigación, ni siquiera ha señalado a presuntos culpables, ni ha llamado a declarar a los supuestos responsables.

Es decir, se trata de señalamientos sustentados en pruebas documentales (40 kilogramos ha dicho Natalia), señalamientos graves si usted quiere, pero que todavía deben de ser probados; jurídicamente no existe una razón por la que Javier Gándara deba responder a las acusaciones del PRI, instituto político que se ha empeñado en seguir esta vía, la de la judicialización previa del proceso electoral como el modo de descalificar al rival, entendiendo que existe un 99.9% de posibilidades de que el exalcalde de Hermosillo se convierta en candidato a la gubernatura del PAN y del PRD.

Y claro, si en el PRI se decidió ir por esta vía, créame que no habrá poder humano que los haga cambiar de visión, el mismo Alfonso Elías Serrano y los sectores del PRI abrazaron el pasado 01 de diciembre esta posición, cerraron filas en torno a las acusaciones de Natalia Rivera, y decidieron irse en esta guerra sucia en contra del posible rival, en la lógica de que ya no importa si la PGR consigna o no el caso, el asunto es descalificar, lo demás se verá luego como se resuelve.

El presidente del PRI decidió ir más lejos, llamando delincuente Javier Gándara, sin que este haya sido señalado o perseguido por autoridad alguna e incluso sincerándose en la rueda de prensa que de manera posterior al evento con las fuerzas vivas de su partido ofreció, pues ahí expresó que el objetivo de su partido con este esfuerzo es impedir a toda costa que Javier Gándara sea el candidato a la gubernatura, para “impedirle seguir saqueando a Sonora desde una posición de gobierno superior”, es decir desde la gubernatura.

Luego viene el caso de la alianza o coalición, la cual aunque es prerrogativa exclusiva del PAN y el PRD resolver en su modo, especie y situación, parece haberse convertido en la obsesión de los priistas, que a toda costa buscan descalificar dicho esfuerzo, cuando al final de cuentas esta podrá decidirse de la manera más sencilla al postular ambos institutos políticos candidatos comunes. Ahora este empeño viene acompañado al mismo tiempo de negociaciones del mismo tricolor con otras fuerzas políticas para establecer su propia coalición, en un esfuerzo en el que busca acercarse al PANAL, a su actual aliado el PVEM y eventualmente hasta al PT, una acción respetable, pero que enseña un discurso un tanto desconcertante, quizá tanto como el anterior cuando es el PRI el que acusa a otros de acciones que en el imaginario colectivo fueron invención precisamente de los gobiernos emanados del tricolor. Sinceramente no les entiendo.

Y por último, quizá sea el momento propicio para el PRI de Sonora atienda su propio entorno, porque la lucha por la candidatura a gobernador tan caliente como está ya mueve a los grupos de simpatizantes, sean de la senadora Claudia Pavlovich, al senador Ernesto Gándara, al diputado Antonio Astiazarán, a la gente de Jesús Alberto Cano Vélez y a la de Juan Manuel Verdugo, a enderezar obuses, ataques y mensajes en columnas de medios nacionales a descalificarse mutuamente y a tratar de establecer entre ellos quien es el que tiene un expediente más pulcro, que le permita acceder a la candidatura.

El problema es que en esa guerra intestina que crece en intensidad, son ellos mismos los que pudieran estar dañando a su partido y sus posibilidades de recuperar la ansiada gubernatura del estado.

Ojalá llegue el momento de tener la claridad de verlo, porque hoy por hoy la estrategia del PRI se parece mucho al dicho ese que versa “En casa del herrero, cuchillo de palo”.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Twitter @demiandu

En Facebook Demian Duarte García

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El presidente insatisfecho

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Ayer se cumplieron 2 años del mandato de Enrique Peña Nieto como presidente de la República. Son 2 años que han resultado alucinantes, polémicos, frustrantes y claro que insatisfactorios también para los ciudadanos.

El proyecto político que llevó a Enrique Peña Nieto a la presidencia de la República es uno que pretendía tomar el poder por asalto, y quedarse instalado en el de ser posible una eternidad. Y mire, el trabajo que se ha hecho desde la Presidencia de la República  ha sido consistente con ese planteamiento, en especial las famosas reformas estructurales con el que se ha hecho un gran servicio a intereses del exterior, solo que no contaban con el efecto maligno que la reforma fiscal (si a subir impuestos se le puede llamar así) traería sobre la economía del país.

Se tiene la esperanza de que las reformas energética y de telecomunicaciones en un momento dado impulsen la economía a partir de captar inversión extranjera, de hecho la expectativa es que para el 2018 quizá la economía pueda crecer por encima del 5%, que se genere un millón de empleos y que el plan económico marche.

El problema no es ese, el problema es hoy, que de nueva cuenta el eterno problema de la crisis sostenida y permanente se ha apoderado del país, y no hablo solo de economía, hablo de la crisis institucional, de la crisis política, de la crisis social, de la violencia y la impunidad. Durante el gobierno de Peña Nieto todo ha sido crisis, sobre crisis y si el país no se les ha ido de las manos aún, es porque la gente en México mantiene de alguna manera la confianza en las instituciones y la fe ciega de que las cosas en un momento dado lleguen a funcionar.

Para mi gusto la mayor crisis o al menos la más grave es la económica, porque es la que cotidianamente condena a más y más ciudadanos a los angustiosos caminos de la pobreza, en donde se topa con encrucijadas que le obligan a tomar decisiones, tales como emigrar e irse del país, o delinquir para vivir. Es la gran tragedia nacional.

La situación económica es tan apremiante, que cada vez más mexicanos están de regreso en la pobreza, la pretendida clase media está en proceso de desaparición y hoy solo el 6 por ciento de la población gana por ejemplo más de 10 mil pesos al mes. Esto es apenas 7 millones de mexicanos, el resto de la población económicamente activa, es decir 43 millones de mexicanos, ganan sueldos paupérrimos, de supervivencia, insuficientes para pagar suficientes satisfactores.

Por eso creo que el gran fracaso, pero también la gran oportunidad y por eso la prioridad del gobierno de Peña Nieto es de nueva cuenta la economía.

Ayer el presidente dijo por su segundo aniversario en el poder que está insatisfecho, y tiene porque estarlo. El país entero está insatisfecho y quien no lo vea o no lo entienda es porque le ciegan sus intereses políticos o simplemente porque está negado a leer la realidad nacional.

Nuestra moneda se está devaluando, los precios del petróleo (es decir la gran apuesta del presidente) están por los suelos, la economía está mal, pinta mal, y no se ven indicios de como pueda mejorar.

Se vienen semanas de fiesta, de pausa en las actividades laborales, la navidad y el fin de año regularmente mandan al país al letargo, yo supongo que parte de la apuesta de Peña Nieto es pretender que las cosas se enfríen en diciembre e intentar un nuevo comienzo a partir de 2015, su respuesta a la crisis de inseguridad y de violencia ya está en preparación, y va al Congreso de la Unión. Sin embargo su respuesta al mayor problema del país aún no existe, porque no entiende, o no le informan que el motivo de mayor insatisfacción de los mexicanos si es la violencia, si es la injusticia, pero todo eso es propiciado por un entorno económico negativo.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Twitter @demiandu

En Facebook Demian Duarte García

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La bomba azul-amarilla

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

Pues si que tronó como bomba en el entorno de la política estatal el anuncio de que el PA N y el PRD planean ir en una alianza electoral total, con la finalidad de enfrentar en los comicios del 7 de junio próximo a lo que perfila para ser otra alianza entre el PRI, el Partido Verde, el Partido Nueva Alianza y hasta el PT. Se trata de los dos polos del espectro político que buscarán en base a sus candidatos y sus propuestas ganarse la confianza del electorado.

Hasta ahí todo marcha bien, las alianzas son permitidas por la el Código Electoral, llevan años realizándose, algunas con  efectos importantes en las votaciones, otras con total intrascendencia, y es que al final del día se han hecho importantes esfuerzos de parte de los legisladores den este país para que la única vía para acceder al poder sea la vía de los partidos políticos, vivimos en una partidocracia increíble, todo pasa a través de los partidos políticos y se han diseñado hasta instituciones que manejan recursos multimillonarios para dar garantías de que las elecciones serán justas, equilibradas y hasta democráticas.

Y claro, también en el proceso las ideologías de unos y otros se han perdido en un fuerte pragmatismo, que ya nos tiene a los ciudadanos puestos a elegir entre el menos peor, el menos corrupto o el menos represor. Hoy el empeño de los partidos políticos y su razón de ser es la disputa por el poder, gobernar a toda costa, asumir posiciones electorales, sea gobiernos estatales, la presidencia de la República, diputaciones locales, diputaciones federales, escaños senatoriales, alcaldías y hasta regidoras. El chiste es no quedarse fuera.

En esa lógica entre cínica y perversa se inscriben los esfuerzos de las fuerzas políticas de Sonora por encontrar el mejor método de alianza, saben que en las elecciones de 2015 se echará toda la carne al asador y por esa razón buscan ganarse para su causa las mejores herramientas, no importa que en el camino la derecha tenga que aliarse con la llamada izquierda o que el PRI, el partido contra el que dicen estar, termine aliados con el Partido del Trabajo. Se trata de la danza del poder por el poder.

No me extrañó por eso para nada que el PAN y el PRD dieran la campanada y lograran que sus consejos políticos estatales aceptaran la posibilidad de ir en alianza. Esa jugada se cantó desde septiembre pasado, cuando José Guadalupe Curiel fue electo presidente de partido del sol azteca en Sonora, cuando una alianza de tribus perredistas le dieron jaque mate a “Nueva Izquierda” y dejaron fuera de la jugada a las huestes de Carlos Navarro López.

Juan Valencia Durazo, presidente del PAN en Sonora sabe muy bien que el que pega primero pega dos veces y por eso se apuró a concretar la jugada, rueda de prensa de por medio convocada con días de anticipación. Y mire usted si causó revuelo, hoy todos hablan de la alianza y de su impacto en el proceso electoral. Esto también decantó el proceso al interior del propio panista y David Figueroa, cruzado de la causa panista, dijo que con el PRD mi a las canicas, por lo que se descartó desde ya como aspirante a la candidatura de esa alianza. Dijo “No se trata de ganar por ganar”, pero en el caso de Sonora y para como está el ambiente, la cosa pinta en esa dirección.

Tampoco me resultará extraño que el próximo sábado el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, que encabeza Carlos Navarrete complete la jugada, este asunto se habló y se armó en el más alto nivel, porque el trasfondo es quién ganará las elecciones en Sonora y para el perredismo, tan golpeado en su credibilidad a raíz de los sucesos de Ayotzinapa, es la oportunidad de oro para resurgir en un mercado electoral que le ha resultado adverso.

Ir en alianza con el PAN le representa al PRD la posibilidad de tener candidatos con posibilidades de ganar en al menos 3 alcaldías importantes de Sonora, lograr una presencia importante en el Congreso del Estado de Sonora y sumar un estado que ya se ve como estratégico a su causa. Lo de menos es que el candidato vaya a ser un empresario como Javier Gándara. El PRD asume en Sonora la necesidad de renovarse o morir y claro que para ellos ofrecerle al panismo su base electoral y su estructura ha resultado barato, porque el otro escenario era desmembrarse y morir ante el ascenso de otra opción de izquierda como es Morena.

Al PAN esto le representa la jugada maestra, el golpe político que necesita para mantener la gubernatura y aún ganar control del Congreso del Estado, lo que le permitiría al panismo entrar en total control de las circunstancias al próximo sexenio. Y esa posibilidad es invaluable.

Ahora está claro que las elecciones se ganan en las urnas, no en la mesa de negociaciones, no en la estrategia, el PRI definirá en breve también su crucigrama y el frente electoral que presentará también es considerable, pues recupera a un aliado que indiscutiblemente es bueno en esto de ganar elecciones, como es el Panal, la verdad no le veo la importancia estratégica al Partido Verde Ecologista, como tampoco se la ubico al PT, sin embargo la idea de Alfonso Elías Serrano es ganar para su causa y fortalecer al que eventualmente se defina como abanderado del tricolor.

Ahora, sí que me llamó la atención la postura de Elías Serrano al respecto de la alianza Azul-Amarilla, ya que la cuestionó, dijo que no corresponde a la lógica política ver mezclados al PAN y al PRD y aún la llamó una operación de compraventa. Lo malo es que eso es exactamente lo que hará el PRI al buscarse sus propios aliados, y en esto de la política es mejor no llamar con un farol a la congruencia, cuando no es posible sostenerse en el dicho más de 4 días.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Twitter @demiandu

En Facebook Demian Duarte García

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¿Qué pasa con México? Economía ficción o mala planeación

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

No puede ser más sintomático de lo que ocurre con la economía, el nuevo recorte en las expectativas de crecimiento económico aplicado por el Banco de México, y que que deberá ser asumido por la Secretaría de Hacienda y el gobierno de Enrique Peña Nieto, representa un duro golpe para la imagen del gobierno federal.

Hacer crecer la economía, hacer que la gente perciba una sensación de mayor bienestar, fue una de las metas y objetivo que se trazaron más claramente por el PRI durante la campaña. Lo que ellos decían es que tenían la fórmula, el método para hacer que las cosas funcionaran.

De hecho el gobierno federal invirtió una buena parte de su capital político en sacar adelante las reformas estructurales, reformas que ellos pensaron harían que mágicamente el país funcionara.

Hicieron la reforma fiscal, la energética la de telecomunicaciones y todas las plantearon como la panacea, la solución a todos los males. Y mire de todas ellas la primera probó ser una verdadera trampa para el desarrollo del país, al sacar dinero de circulación y meterlo al aparato de gobierno, se comprobó que subir los impuestos no es otra cosa que la fórmula perfecta para impulsar al país a una etapa de estancamiento.

Las otras dos reformas están claro en veremos y no se ve un horizonte cercano en el que comiencen a dar resultados, así que es temprano para emitir un juicio o veredictos, como no sea la sensación de que el presidente nos tiene en una venta de garaje, en donde su necesidad por captar inversión extranjera directa, lo lleva a decir en todos los foros internacionales donde se para que México representa grandes oportunidades, grandes ventajas competitivas (si como mano de obra barata y cercanía con Estados Unidos), por lo que invita a todos a venir.

Y mientras eso pasa, la teoría de que nos acercamos a una etapa mayor de estancamiento y que simplemente no se ha dado con la fórmula para propiciar un crecimiento real, sustentado en hechos tangibles, cobra mayor vigencia.

Agustín Carstens se ha convertido como gobernador del Banco de México en el encargado de echar los balazos de agua fría, no seráposible el 2.7% que ha planteado Luis Videgaray, a cambio tendremos un momento de crecimiento que ronde el 2 y el 2.5% en este año; para el 2015 tampoco habrá los resultados esperados y la economía crecerá entre 3 y 3.5%, y para el 2016 esto tampoco ocurrirá y si acaso se puede, el pronóstico es crecer en 3.9%.

Me parecen escenarios negativos, que reflejan el fracaso de un proyecto de economía y en el equipo de Peña Nieto lo saben, porque viene a sumarse a los recientes escándalos, primero lo de Ayotzinapa, luego el golpazo periodístico propinado por Carmén Aristegui, descubriendo el affaire de la casa blanca de Las Lomas, supuesta propiedad de la primera dama, pero que no es otra cosa que el reflejo de la profunda corrupción en que vive nuestra clase política.

A mi si me preocupa como mexicano lo que le pasa al país, me preocupa lo que me dicen los indicadores sobre nuestra economía, porque sumado a la depresión de la economía a nivel macro, veo un deterioro muy fuerte de la economía real.

Ayer el Inegi confirmaba con la encuesta nacional de ocupación y empleo, lo que todos percibimos, que nuestro poder de compra como clase media se ha deteriorado y que vivimos una economía paupérrima. Eso de que el 6.7% de la Población Económicamente Activa gana arriba de 10 mil pesos mensuales y el resto (es decir el 93.3%) realmente es preocupante.

Imagínese que nuestro mercado interno depende del poder de compra de apenas 3.5 millones de consumidores, y el resto están tan empobrecidos que en realidad no pueden tomar decisión alguna de compra, solo están dedicados a sobrevivir. Esto refleja un deterioro en la calidad de vida de la población, que hay visto en los últimos 8 años mermar su economía, al pasar de 12% de la PEA a solo el 6.7% y lo pero de todo es que las noticias sobre expectativas de crecimiento no permiten mayor optimismo, sin crecimiento macro, no se puede esperar una mejoría en el nivel microeconómico, y eso parecen tenernos condenados.

Un lector-radioescucha me preguntaba que propongo para hacer que la economía funcione y la respuesta es tan básica como puede ser: se trata de propiciar el desarrollo de industria como una medida de impulsar una mejora en los ingresos de la población y por tanto empujar al mercado interno, esto debe incluir una nueva reforma fiscal, ahora una real, que en lugar de quitarle dinero a la economía se lo meta y propicie mayor dinamismo productivo.

Por desgracia es una lógica que no se ha tomado, lo que me demuestra muy claro que el equipo gobernante no sabe como hacerlo, o simplemente no le importa.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Twitter @demiandu

En Facebook Demian Duarte García

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Hermosillo en el 2015

Pasión por los Negocios

Por Demian Duarte

El tercer año de cualquier administración municipal siempre resulta crítico, se trata de la culminación de un  breve espacio de tiempo en el que el presidente y su equipo tienen que dar el estirón a fin de dejar patente su trabajo y esfuerzo a favor del municipio que gobiernan. En la lógica de una administración de gobierno 3 años no son nada, el primer año se va en planificar, el segundo  en determinar que obras y proyectos será fundamentales para dejar huella en la ciudad y el tercero es el momento de terminar su ejecución y además preparar la salida.

No es sencillo, para ningún alcalde lo ha sido, porque también el dinero es escaso y las necesidades siempre son infinitas.

Creo que el alcalde Alejandro López Caballero lo sabe muy bien, entiende que tiene por delante solo 11 meses para culminar su trabajo al frente del municipio y por eso es que está determinado a obtener los recursos que se necesitan para que su administración pueda trascender el periodo que le correspondió  como gobernante y en el futuro se pueda hablar de su gobierno como un momento importante en la vida de Hermosillo.

Me dio gusto ver a López Caballero muy activo en el cabildeo de recursos para dar sustento a esos proyectos que se tienen para el tercer año, en busca de 2 mil millones de pesos, que vendrán a completar el proyecto presupuestal para el 2015, que según se ha calculado podría alcanzar los 3 mil 500 millones de pesos.

“Nos fue muy bien con las propuestas que llevamos, de solicitar esos recursos destinados a obras de alta prioridad para Hermosillo; fueron muy bien recibidas por los coordinadores de las fracciones parlamentarias en la Cámara de Diputados, cuyos diputados tienen una gran disposición de ayudar a Sonora y a su capital”, señaló López Caballero al regresar de esa tarea.

Lo fundamental es que se trata de dinero a invertir en infraestructura urbana, pavimentación, desarrollo de nuevas vialidad, proyectos pluviales y obras que tiendan a equilibrar el desarrollo en la capital, en particular dirigida a las zonas de mayor crecimiento, pero también a las áreas menos favorecidas de la zona urbana y rural del municipio.

Mencionó que con dichos recursos, se planea realizar obras importantes que no se habían concretado, como es el colector del Vado del Río, que es un verdadero riesgo y por el cual se conduce gran parte del drenaje de Hermosillo; así como la ampliación del puente El Trébol, en el cual se genera mucha incomodad por el gran tráfico vehicular.

Y por supuesto que se trata de un asunto fundamental, tengo claro que el proyecto de Alejandro López Caballero no se acaba con la administración 2012-2015, que él como político ve más allá del hoy, y que tiene algunos proyectos y objetivos tanto en lo personal como en lo político por cumplir.

Para el actual gobierno municipal resulta esencial terminar a tambor batiente, dejar mucho camino andado para la siguiente administración en la lógica de consolidar a nuestra ciudad como el gran centro de negocios y el polo de desarrollo que ya perfila.

Hay situaciones que se han resuelto, como el abasto de agua, se han planteado ya las bases del desarrollo presente y el futuro de la capital del estado, hoy Hermosillo tiene un perfil de ciudad progresista y en pleno crecimiento, y la idea es que independientemente de quien llegue a la alcaldía las cosas sigan por ese camino.

***

Y en ese mismo terreno, solo que con noticias frescas llegadas desde San Lázaro, el diputado federal por Hermosillo, Damián Zepeda Vidales, Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, detalló que en la aprobación se tomó muy en directo el asunto de Hermosillo y sus necesidades por lo que de primera mano informó que se lograron gestionar obras de alto impacto vial como la prolongación del Quintero Arce, entre Colosio y Paseo Río Sonora, la ampliación del bulevar Salazar y el Quiroga final, entre otros muchos proyectos. Obvio Damián pone énfasis en el caso de Hermosillo, sin embargo se sabe desde ahora que hay enormes recursos para Sonora, lo que permitirá también un cierre de la administración de Guillermo Padrés que haga a un lado los momentos complejos y permita dar certeza de mayor desarrollo a la entidad.

Correspondencia a demiandu1@me.com

En Twitter @demiandu

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario